REVISTA VESTIGIOS

 

Ausencia de nombre

Rafael Redondo Mendoza*

 

Por tu nombre, 
yo he pensado 
trescientos signos del alfabeto. 
Dime cómo te llamas 
en la madrugada del arroyo. 
Dímelo, 
cuando las algas copian
las colinas de los cielos. 
Trescientas letras
he perdido
en el alfabeto de tu nombre
nombre con amapola y jengibre
en la escritura
Dime cómo te llamas, 
y te regalaré una cama de tierra
poblada de girasoles. 

 

*Poeta Carmero. (1906-1958)